Aceite de coco , regalo de Dioses !!!

 

 

Cuando hablamos de ingerir grasas la mayoría de las personas piensan que es prohibido para una alimentación sana. Pero no todas las grasas son iguales. Las grasas vegetales como el aceite de oliva, el aguacate, las almendras y el aceite de coco, por nombrar algunos, son esenciales para la salud. Las grasas que siempre deben ser evitadas a toda costa son las grasas de origen animal.

 

El aceite de coco, en este caso, es sumamente beneficioso para nuestra salud general:

  • Estimula el funcionamiento óptimo de la tiroides

  • Ayuda a regular los niveles de colesterol

  • Estimula el metabolismo y mejora los niveles de energía

  • Promueve un peso saludable

  • Fortalece el sistema inmunológico

  • Lubrica el sistema digestivo

  • Ayuda a nivelar los niveles de azúcar en la sangre

  • Ayuda a combatir infecciones y hongos

  • Es excelente para la piel y el cabello

La grasa del aceite de coco tiene altos niveles de un componente llamado ácido láurico. Este ácido tiene propiedades curativas milagrosas entre ellas antivirales, antibacteriales, y por ende tiene cualidades regenerativas.

Se puede utilizar el aceite de coco para preparar distintos tipos de postres, bizcochos o tortas. Para sorfreir verduras y vegetales. Los sorfritos de ajo y cebolla son deliciosos en el aceite de coco. Y en especial aporta mucho sabor al el pescado y los mariscos.

Puedes tomar una cucharada para recuperar energías. Puede también tomarlo con las comidas para mejorar la digestión o para aliviar la acidez estomacal.

Hacer buches con aceite de coco libera a la saliva y a la cavidad bucal de bacterias y previene enfermedades de las mucosidades

En conclusión, el aceite de coco es un super alimento cargado de propiedades muy beneficiosas para la salud y no debe faltar en ningún hogar!