Limonada detox, ¡¡un remedio infalible!!

 

Limonada detox

Te será difícil de creer que una bebida tan sencilla como agua tibia con limón pueda tener tantos efectos positivos en nuestro cuerpo!

El limón tiene propiedades sumamente beneficiosas para nuestra salud. Es un antibacterial natural por lo que fortalece nuestro sistema inmunológico. Tiene un gran poder desintoxicante. Y su alto contenido de vitamina C ayuda a la mejor absorción del hierro en los alimentos.

Ésto, entre muchos otros beneficios, es lo que hace a esta bebida tan poderosa.

Sus beneficios:

  • Excelente para el sistema digestivo!  Ayuda a la digestión y  a la eliminación de toxinas. Ayuda a estimular los movimientos intestinales, combatiendo así el estreñimiento.
  • Funciona como diurético,  ayudando a mantener la salud del tracto urinario.
  • Estimula el sistema inmunológico
  • Te alcaliniza! El limón es muy alcalino y te ayuda a equilibrar los niveles de acidez en la sangre.
  • Limpia la piel: la vitamina C, así como su poder desintoxicante,  ayudan a disminuir la aparición de arrugas, las manchas y el acné. La vitamina C rejuvenece la piel desde el interior de tu cuerpo.
  • Aumenta tus niveles de energía y mejora tu estado de ánimo.
  • Promueve la curación de las heridas: la vitamina C también muestra propiedades anti-inflamatorias.
  • Refresca el aliento
  • Hidrata el sistema linfático: el agua tibia con limón ayuda al sistema inmunológico mediante la hidratación y la reposición de los fluidos perdidos del cuerpo.
  • Ayuda a la pérdida de peso: los limones son ricos en fibra pectina , que ayuda a combatir los antojos. Los estudios han demostrado que las personas que mantienen una dieta más alcalina, tienden a perder peso más eficientemente.

Anímate y adopta el hábito de beber un vaso de limonada caliente todas las mañanas y en pocos días sentirás la diferencia. Recuerda, que Cómo empieces tu mañana marcará el tono del resto de tu día.

Cómo preparar la limonada detox:

Es preferible el agua purificada y debe estar caliente, no hirviendo. Utiliza limones frescos. Exprime medio limón en el agua, agrega miel cruda y un pedacito de jemgibre y bebelo a primera hora de la mañana en ayunas.

Una caricia a tu sistema digestivo!!!