El Aceite de Coco… ¿Bueno o malo?

Para responder si el aceite de coco es bueno o malo, comenzaré diciéndote que no soy nutricionista ni especialista en aceite de coco, pero soy biólogo y puedo entender profundamente la estructura interna de un vegetal y la fisiología humana. Más allá de eso, utilizo mi criterio práctico y sobre todo lo que dice mi cuerpo para decidir qué puedo o no comer.

El aceite de coco está en la palestra en estos días, a la gente le gusta la moda y seguir lo que otros hacen. A veces preferimos que otros piensen por nosotros. Como siempre me llega  información controversial sobre el aceite de coco he decidido que hablemos de el.

El aceite de coco tiene amantes fieles y férreos detractores. A mi particularmente me gusta leer lo que hay en la investigación y revisar los resultados que se han obtenido. 

Vamos a puntualizar las verdades sobre el aceite de coco

  • El aceite de coco es 90% grasa saturada.
  • El aceite de coco tiene más grasa saturada que la carne roja y la mantequilla.
  • Algunas grasas saturadas se pegan a las arterias causando enfermedades cardiovasculares.
  • Las grasas saturadas se dividen en grasas de cadena corta, cadena media y cadena larga.
  • La grasa saturada del coco es de cadena media diferente a las grasas animales que son de cadena larga.
  • El aceite de coco es 67 % grasas de cadena media y de ese 64 %, el 47% es acido Laurico.
  • La leche materna es ácido láurico en un 17%, por eso las leches maternizadas están hechas con triglicéridos de cadena media extraídos del coco.
  • Los ancianos que no pueden comer reciben alimentación parenteral vía sanguínea cuya base son triglicéridos de cadena media que se extraen del coco.
  • El uso del aceite de coco en la medicina y alimentación se remonta 8.000 años atrás, pues la medicina ayurvédica aún vigente en nuestros días, registra el uso del aceite de coco.

La investigación sobre el aceite de coco y sus resultados se puede revisar en google fácilmente y puedes sacar tus propias conclusiones.

Lo que yo encontré

  • Montones de referencias positivas sobre el aceite de coco.
  • He encontrado el uso de aceite de coco en enfermedades como el alzheimer, sida, aterosclerosis, desbalance del perfil lipídico, infecciones, diabetes, reducción del peso.
  • Cuando el ácido láurico cae en el estómago es disociada formando monolaurina que mata hongos, bacterias, virus, parásitos.
  • Incrementa los niveles de colesterol bueno.
  • En USA la monolaurina es extraída del coco y comercializada para tratar infecciones que son resistentes a los antibióticos, candidiasis sistémicas, enfermedad de crohn etc.
  • El ácido caprílico también contenido en el aceite de coco 9%, es un fungicida.
  • En un estudio en la Universidad de Michigan, el Dr. Kabara descubrió que los triglicéridos de cadena media servían en el tratamiento de infecciones virales como el HIV, Hepatitis B etc. y usaron el ácido láurico del aceite de coco con resultados tan buenos como que personas portadoras de HIV+ no lo padecieron.
  • En las islas alrededor de Nueva Zelanda donde sus habitantes consumen del 75% al 100% de sus calorías diarias del coco, no hay enfermedades degenerativas como diabetes, obesidad, cáncer, enfermedades cardiacas.
  • Hay muchos doctores que han dedicado más de 40 años de su investigación al coco y no es de ahora por la moda.
  • El aceite de coco es también desinflamatorio, previene la caida del cabello y problemas de próstata.
  • Hay 1.000 libros en Amazon que hablan del coco, 125.000 artículos científicos en google académico y 25 millones de citas en Google.

Mi opinión

  • Los aceites vegetales no refinados están llenos de antioxidantes y nutrientes, y el coco no es la excepción.
  • Además del coco también hay aceite de oliva, de aguacate, de sésamo y de uva en caso de que no quieras sentir el sabor del coco en todo lo que comes. A mi me encanta.
  • Mis resultados con el aceite de coco que consumo desde hace 7 años son positivos y por eso lo sigo consumiendo y recomendando. Mejoró mi atención, memoria y concentración. Mi piel, uñas y cabello están felices.
  • En esto de alimentarse saludable, el balance es el mejor criterio que podemos tener.
  • Defiendo el aceite de coco por que hay muchísimos estudios que prueban que es beneficioso en el caso de enfermedades infecciosas y degenerativas.
  • Uso el aceite de coco en postres, comida thai y comida indu. 
  • El uso del aceite de coco tiene una larga historia en la medicina ayurvédica con  resultados excelentes.

Si quieres aprender a cocinar con aceite de coco, te ofrezco mi recetario digital Sin Carbohidratos con más de 90 recetas deliciosas, fáciles, nutritivas y por supuesto 100% natural.

Compartir artículo

Artículos Recientes

Menú